Este verano tuve la suerte de que, por fin (llevo con ganas de hacerlo desde hace más de 10 años) se juntaron todos los factores (familia, dinero, trabajo, vida personal) que me permitieron ir a Japón a estudiar japonés. Me había prometido a mi mismo que la primera vez que visitara el país no sería para hacer turismo, sino para estudiar, y al final lo conseguí.

Mi idea inicial siempre había sido ir 3 meses, pero este verano «solo» pude estar cuatro semanas, donde aprendí muchísimo.

El viaje

Para viajar a Japón hay muchas opciones. En este caso yo me centraré en cómo llegar a Nagoya, el aeropuerto más cercano a Okazaki, donde se encuentra la escuela.

Desde España, la mejor opción es con Lufthansa, haciendo un viaje Madrid > Frankfurt > Nagoya, que en mi caso, ida y vuelta (mismo recorrido a la inversa) me salió por 835 euros.

La escuela

YAMASA es  una de las escuelas con más tradición de enseñanza a extranjeros

El curso

Clases

En los cursos intensivos, todos los jueves empieza un nuevo «ciclo», en el que quizás te cambien de clase o de grupo, según tu nivel.

Los profesores, como imaginaréis, son todos nativos, y son todos, sin excepción,  un encanto

Alumnos

Los alumnos son de muchos sitios, aunque, como coincide con las vacaciones, en mi caso me encontré muchos estudiantes taiwaneses y en menor medida, chinos o de Indonesia. Me encontré también con varios americanos (Hi Amanda, Hi India) y varios europeos (Hello Philip!) con los que hice muy buena amistad. Mención especial encontrarme a alguien de Pola de Siero, que está a 10 minutos de mi casa en España, lo que YA ES CASUALIDAD! (Hola Mario, espero que coincidamos aquí!)

Actividades y viajes

Lago Biwa, Inuyama, Hanayama…

Vivir en Okazaki

Lo primero que hay que aclarar, y es importante, es que Okazaki NO es Tokyo, o Kyoto, Osaka o incluso Nagoya, la ciudad grande más cercana. Okazaki es como ir a Oviedo, pero en Japón. Eso yo lo considero una muy buena ventaja para el estudiante del idioma, porque el ambiente es muy tranquilo, es bastante más barata y es un sitio muy agradable en general.

Lo bueno es que, si quieres más marcha, tienes ciudades más grandes a solo media hora de tren (Nagoya) o te puedes plantar en pocas horas en Tokyo, ideal para pasar el fin de semana, por ejemplo.

Lo que más me gustó de Okazaki fue callejear por ahí, con algunas personas trabajando en sus huertas, echando agua en las aceras para mitigar el calor, etc. Conversas con ellos igual que lo harías con tus vecinos de casa (con las limitaciones de estar aprendiendo el idioma, claro), y es una gran experiencia inmersiva.

Como en todo Japón, hay muchos combini, tiendas 24h donde puedes encontrar de todo.

AEON, Book Off, Mercado, Vida nocturna, Izakayas, Festivales de verano, fuegos artificiales, castillo de Okazaki.

A recordad la pizzería con la «auténtica pizza brasileña», signifique eso lo que signifique. No llegué a entrar.

Algunos apuntes finales

Vivamus eget posuere ligula. Nunc eget augue et lacus varius porttitor. Quisque eget dictum ligula. Vivamus auctor in velit quis tincidunt. Class aptent taciti sociosqu ad litora torquent per conubia nostra, per inceptos himenaeos. Mauris iaculis aliquam dui, mollis tempor massa egestas eget. Sed molestie orci et leo lacinia blandit. Nulla tincidunt ornare libero, vitae consequat eros vulputate sed. Aliquam erat volutpat.

¿Cuánto cuesta?

El precio final, en mi caso, fue el siguiente (sin contar gastos en la estancia allí)

Concepto Precio
Viaje ida y vuelta (con seguros de equipaje, cancelación, et) 835€
Cuatro semanas de clase (curso intensivo verano) 1345€
4 clases particulares extra 122€
Cuatro semanas de alojamiento en Villa 1 (con alquiler de futón) 642€
Actividades y viajes escolares (2 viajes con la escuela) 172€
Total 3116€

A eso hay que sumar el dinero que gastes allí que, por ejemplo en comida, no es realmente elevado. En comparación con otras ciudades más grandes, Okazaki es bastante barato y se puede comer por 1000 yenes (algo menos de 8 euros) sin problemas. Pero, claro, hay muchas cosas chulas que comprar y ahí se puede disparar la cosa. Como referencia, yo llevé 900€  y no me privé de nada a la hora de comer/salir, pero sí tuve que pagar algunos regalos con tarjeta de crédito, pero porque me dio por comprar un par de Yukatas buenos, que no son baratos.

La gran mayoría de cosas personales (material para casa si vives en una casa individual) se resuelven muy, muy barato o bien en el DAISO, un todo a 100 yenes, o en tiendas de segunda mano como BookOff (la «segunda mano» japonesa es basicamente comprar cosas en perfecto estado por el 30% de lo que valen nuevas)

Como comento, a mi me resultó bien, y gasté en cosas poco más o menos lo que me costó el avión, pero eso depende de cada uno, claro.

Envíos de material

Una cosa que sí os recomiendo es que, si compráis muchos mangas (de segunda mano a 100 yenes, unos 70 céntimos) u otras cosas que no caduquen y no se puedan romper con facilidad, una buena opción para no tener problemas a la vuelta es mandároslas por correo. Tarda bastante (a mi el paquete me llegó 2 meses después, casi exactos), y sale por entre 30 y 50€ el envío, pero te ahorras cargar con ello, problemas de peso en el aeropuerto, etc. Y hace mucha ilusión abrirlos porque básicamente vuelves a recordar casi todo el viaje 😀

Si vuelvo (que volveré), usaré este sistema mucho más.

Pensamientos finales

Como nota final, añado que mi experiencia fue muy buena, y sin duda repetiré. Siempre he dicho que mi primera vez en Japón sería para estudiar, y que luego ya haría turismo, pero creo que volvería a hacer lo mismo. Es muy posible que sin coger un curso tan intensivo (un SILAC normal, seguramente) y yendo más descansado, para tener más ratos de ocio y posibilidad de moverme más.

También me gustaría visitar Japón en otra época, como primavera u Otoño, pero eso, dado mi trabajo (profesor en la Uni), es mucho más complicado, creo que el verano es el único momento donde podré escaparme 🙂

Espero que os haya gustado y que, si teníais pensado ir a estudiar a Japón, esta pequeña guía os ayude aunque sea un poco. Si tenéis alguna pregunta, no dudéis en dejarla en los comentarios y os responderé lo mejor que pueda 🙂